El régimen de la ficción

El objeto ideal de la ficción en nuestro tiempo es un objeto poroso, es decir, un relato en el que lo importante no es ya la disposición de sus claves internas, sino la multiplicación de sus vías de acceso. Semejante construcción, determinada en función de su presencia en el circuito de las comunicaciones, ha deSigue leyendo “El régimen de la ficción”

Aprender a escribir

Escribí El ruido y la furia y aprendí a leer. William Faulkner La gran época de la novela clásica fue el siglo diecinueve, la gran época de las vanguardias fue la primera mitad del siglo veinte, la gran época del libro de bolsillo fue la segunda mitad del mismo siglo, nuestra época parece marcada porSigue leyendo “Aprender a escribir”

Aprender a escribir

Escribí El ruido y la furia y aprendí a leer. William Faulkner La gran época de la novela clásica fue el siglo diecinueve, la gran época de las vanguardias fue la primera mitad del siglo veinte, la gran época del libro de bolsillo fue la segunda mitad del mismo siglo, nuestra época parece marcada porSigue leyendo “Aprender a escribir”

Renterramiento

En su Manifiesto por un nuevo teatro, de 1968, Pasolini distinguía entre los distintos tipos de rito que el teatro era o había sido y proponía uno nuevo a través de su teatro de Palabra: el rito cultural. Recogemos, resumidas, sus definiciones de lo anterior: Rito natural: el sistema de signos del teatro no seSigue leyendo “Renterramiento”

El régimen de la ficción

El objeto ideal de la ficción en nuestro tiempo es un objeto poroso, es decir, un relato en el que lo importante no es ya la disposición de sus claves internas, sino la multiplicación de sus vías de acceso. Semejante construcción, determinada en función de su presencia en el circuito de las comunicaciones, ha deSigue leyendo “El régimen de la ficción”

El espectador desenmascarado (Parte 1)

¿Quién marcha por ahí a la derecha? ¡Izquierda, izquierda, izquierda!  Vladimir Maiakovski, Marcha de izquierda 1. Genealogía de Meyerhold ¿Dónde empezar? Al igual que el cineasta Dziga Vertov, con los años cada vez más desplazado por la línea general, o el poeta Vladimir Maiakovski, cada año más aislado entre sus poco fieles camaradas, o tantosSigue leyendo “El espectador desenmascarado (Parte 1)”

Literatura comprometedora

Tal vez por eso mismo el arte te hace suyo, porque sólo precisa, mas no miente, por cuanto su ley primera es, sin duda, la vida propia del detalle. Joseph Brodsky, El candelabro Hace ya más o menos medio siglo que la idea del compromiso, del engagement y de la literatura comprometida sobre la queSigue leyendo “Literatura comprometedora”